Sebastià Sagreras (PP) reniega del mallorquín y del español en favor del catalán e inglés

el .

El nuevo secretario general del PP balear y alcalde de Campos (Mallorca) con mayoría absoluta, Sebastià Sagreras, apuesta por el bilingüismo catalán-inglés. Así lo ha plasmado en el programa oficial de las fiestas celebradas la semana pasada en la localidad de Sa Rápita, perteneciente a su municipio.

Como se puede comprobar en el programa adjunto, la programación firmada por Sagreras utiliza el inglés, sustituye el mallorquín por el catalán, y excluye el español.

La presión social doblega el plan catalanista del gobierno balear

el .

El Gobierno Balear ha anunciado que las medidas del Plan lingüístico que imponen el catalán en el sector privado no se aplicarán: "El Govern no tomará decisiones que afecten al ámbito privado", ha afirmado Francina Armengol, descartando de este modo la batería de medidas que en este sentido se aprobaron la semana pasada.

La Fundación Círculo Balear (FNCB), que ha encabezado la protesta contra estas medidas, destaca que "ha sido la presión social contra este plan pancatalanista la que ha conseguido la rectificación"

El presidente de la FNCB, Jorge Campos, afirma que "es un triunfo de la mayoría social de Baleares contraria a este tipo de imposiciones. Ante la ausencia de crítica por parte de la nueva dirección del PP balear, principal partido de la oposición, ha sido la sociedad la que ha parado los pies a esta nueva vuelta de tuerca del catalanismo". "Por el momento hemos salvado el ámbito privado pero debemos recuperar la libertad de elección lingüística en el ámbito público"

El Gobierno Balear impondrá el catalán en las empresas y en las relaciones privadas

el .

El gobierno presidido por la socialista Francina Armengol ha aprobado esta semana el plan que impone el catalán en la esfera privada de las personas.

Desde recomendar hablar en catalán a quien no lo habla, incluso si no lo entiende, hasta aprobar una ley que impondrá el uso del catalán en las empresas privadas: Obligará a contratar empleados que hablen en catalán, y las licencias de actividad dependerán de ello y afectará a restaurantes, tiendas, peluquerías, bancos o clínicas. Quienes deberán rotular obligatoriamente en catalán, bajo amenaza de sanción.

Actions